SON GUARDIAS EFICACES

Agotan llamas del 
Parque Lecocq para cuidar ovinos
Productores afectados por jaurías negocian más compras.

Once llamas criadas en el Parque Lecocq —de la Intendencia de Montevideo— ya fueron entregadas a productores que buscan guardias eficaces contra los perros que vienen ocasionando una importante mortandad de ovinos en distintos establecimientos de todo Uruguay.


Otras cuatro llamas se están designando a razón de una por productor. Al día de hoy, cada ejemplar cuesta US$ 800, un precio muy atractivo puesto que no valen menos de entre 1.200 y 1.500 dólares si son traidas desde el exterior, del sur argentino.

Las del Parque Lecocq vienen siendo distribuidas en forma extendida, por ejemplo en Durazno, Flores, Salto, Treinta y Tres o Lavalleja.

La primera tanda disponible de llamas, machos castrados. quedó fijada en quince, un recurso escaso porque la demanda dio lugar a una nueva negociación para adquirir más animales. De todos modos, entre más de 1.200 productores ovejeros que hay en Uruguay, la mayoría aún desconfía de la eficiencia de las llamas.

Por otro lado, no es menor el trabajo para adaptar al personal de campo, considerando que los caballos las desconocen y se asustan al verlas.

Tener más de una llama sería necesario en potreros extensos, de más de 100 hectáreas, pero la evaluación no es sencilla, depende también de la topografía del suelo, la cantidad de montes.


La reticencia para incorporar llamas es similar a la que áun genera la oferta de los perros maremma, que el INIA entrega sin costo.

Balance.
El ingeniero agrónomo Martín Riso, jefe del departamento de Promoción de la Central Lanera Uruguaya, dijo a El País que recién comenzó la etapa de evaluación en cuanto al rendimiento de las llamas.

"En los predios en que están trabajando, el balance es positivo en cuanto a que al poco tiempo la llama se comporta ya como un animal de guarda, protege a las ovejas y éstas la siguen, la verdad es que se apodera del rebaño y está siempre alerta. Pero todavía no se ha cuantificado si la presencia de la llama redujo la mortandad".

El acuerdo con la comuna pasó a ser un hecho consagrado entre fines de 2015 y este año 2016, gracias al proyecto "Gane más con sus ovinos", de la Central Lanera Uruguaya. El mismo está destinado a aquellos productores que quieran liderar la transformación de la producción ovina, aumentando su rentabilidad y la eficiencia de los recursos humanos que trabajan con la majada.

Por su intermediación con la comuna, la Central Lanera no cobra nada a los productores, que después de hacer la compra retiran las llamas en el propio Parque Lecocq.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada